Economia.WS - Economía Web Site

El debe y el haber

Las cuentas contables se representan en forma de T con dos columnas en las que se van anotando valores que representan los movimientos de esa cuenta.

La columna de la izquierda se denomina "Debe" y la columna de la derecha se denomina "Haber". Es conveniente (al menos al principio) tomar al debe y al haber como los nombres propios de cada columna y no buscarles algún otro significado semántico.

Cuando asentamos una determinada transacción en una cuenta, el valor correspondiente se escribe en una de estas dos columnas, dependiendo no solo del tipo de transacción sino también del tipo de cuenta. Es decir que una misma transacción, como por ejemplo un cliente que nos paga en efectivo, puede ser ubicada en la columna del debe o en la columna del haber, dependiendo de que es exactamente lo que ese movimiento represente (lo que el cliente deja de adeudarnos, el ingreso de dinero a la caja, etc.).

Además, por la regla de la partida doble, cada asiento se hace en al menos dos cuentas, de tal forma que la suma de los débitos sea igual a la suma de los créditos (la suma de lo que registramos en las columnas del Debe tiene que ser igual a la suma de los que registramos en las columnas del Haber).

Uno de los errores más comunes es indicar el valor en la columna equivocada o no tener claro si un movimiento en particular va en el Debe o en el Haber.

¿Donde anotar una operación?

Los débitos y los ingresos se anotan en el Debe. Esto se llama "Cargar" o "Debitar".

Los créditos o egresos se anotan en el Haber. Esto se llama "Abonar" o "Acreditar".

Una forma práctica

Una de las formas mas simples de determinar en qué columna va el movimiento es a través de la siguiente regla:

Las cuentas de activo y de resultados negativos suman por el debe y restan por el haber. Las demás cuentas, que no son de activo ni de resultados negativos, funcionan de manera inversa, es decir que suman por el haber y restan por el debe.

Resumen de Debe y Haber

Cuentas de activo y de resultados negativos: Suman por el debe y restan por el haber.

Cuentas de pasivo, patrimonio neto y resultados positivos: Suman por el haber y restan por el debe.

Para comprender bien lo anterior es muy importante conocer primero la clasificación de cuentas contables, explicada en una sección anterior.

Ejemplo de asiento en Debe y Haber

Hacemos una venta a un cliente por $ 2000 que cobramos en efectivo.

Con esa venta ingresan $ 2000 en la caja. "Caja" es una cuenta de activos y por lo tanto esos $ 2000 van en el debe ya que ese tipo de cuentas suman por esa columna.

También debemos registrar la venta en sí y esto se hace en la cuenta "Ventas" que es una cuenta de resultados positivos. Por lo tanto esos $ 2000 van en el haber (de la cuenta ventas) ya que ese tipo de cuentas suma por esa columna.

Se verifica la partida doble ya que se suman $ 2000 en cada una de las dos columnas al realizar este asiento. Debe y Haber

¿Qué es la partida doble?

Es un método de registración contable que se basa en el principio de que no hay deudor sin acreedor. Mediante este sistema en cada operación intervienen al menos dos cuentas, de tal manera que la suma de los registros en el debe sea igual a la suma de los registros en el haber. Es decir que cada vez que registremos una operación, la suma de los créditos debe ser igual a la suma de los débitos.

En uno de los anexos de la sección de contabilidad se incluyen ejemplos de los asientos contables más habituales del libro diario, que es un libro que registra los asientos día por día de todas las cuentas.


Volver a Home
Seguir a libro diario
© 2007 - 2014 - diseño y contenido regs. Prohibida su reproducción - Economia.WS y FisicaPractica.com