Economia.WS - Economía Web Site

El Impuesto al Valor Agregado (IVA)

El Impuesto al Valor Agregado (también llamado Impuesto al Valor Añadido en algunos países) es un tributo indirecto, es decir que recae sobre las mercaderías o servicios (y por lo tanto sobre el comprador) pero al mismo tiempo es el vendedor el encargado de hacer la liquidación e ingresarlo al estado.

Este impuesto existe en la mayoría de los países aunque su alícuota (el porcentaje que se cobra) varía de forma significativa entre uno y otro país.

Una de las características que tiene el IVA es que los compradores intermediarios (empresas y comerciantes) pueden descontarse el IVA que abonan al hacer una compra, es decir que el IVA pagado por compras puede descontarse del IVA a pagar por ventas. Los consumidores finales no tienen derecho a descontarse el IVA y lo abonan de forma completa incluido en el precio de la compra.

Esta característica hace justamente que cada intermediario ingrese al estado un valor de IVA calculado sobre el valor que le agrega a las mercaderías que vende o servicios que presta. Pero nuevamente recordamos que el IVA se le agrega al precio en cada etapa de la cadena y cada intermediario ingresa al estado ese IVA que le agrega, de tal manera que es el consumidor quien lo termina pagando en su totalidad. Por esta característica se llaman también "trasladables" a los impuestos indirectos como el IVA.

¿Cómo se asienta el IVA?

Para la registración del IVA se utilizan cuentas contables separadas de aquellas que registran los valores de las compras y de las ventas. Esto es así ya que el IVA en realidad no forma parte del valor de las compras o de las ventas sino que es un impuesto que se agrega a ese valor.

Básicamente lo que se hace por un lado es registrar el IVA abonado por las compras en una cuenta de activos ya que estos son créditos que podemos tomar a la hora de determinar la cantidad de IVA a pagar. Esta cuenta tiene diferentes nombres dependiendo del país. Normalmente es llamada IVA Crédito Fiscal o IVA Soportado.

Por otro lado se registra el IVA de las ventas que es un porcentaje agregado al valor de los productos o servicios que vendemos y que debemos ingresar al estado en concepto de IVA. Como esta es una deuda se registra en una cuenta de pasivos llamada IVA Débito Fiscal o IVA Repercutido.

Al momento de realizar la liquidación se restan los débitos y los créditos y estas restas se compensan ingresando la diferencia en una nueva cuenta de pasivos llamada IVA a Pagar. Esta cuenta se salda al realizar el pago, por un valor igual al de la deuda de IVA.


Volver al menú
Seguir a refundición de cuentas contables
© 2007 - 2017 Economia.WS - diseño y contenido registrados. Prohibida su reproducción.